SF District Attorney

SFDA’s Office Declines to File Charges Against Officers in Incidents Involving Jesus Delgado-duarte; Lafayette Reed; And Christopher Kliment

Share on facebook
Share on twitter

CONTACTS:

Rachel Marshall / (415) 416-4468 / Rachel.Marshall@sfgov.org 

SAN FRANCISCO – Today, San Francisco District Attorney Chesa Boudin announced the declination to file charges against officers in three incidents the office investigated, including two incidents resulting in fatalities.  The decisions come after thorough investigations into each incident by the District Attorney’s Office’s Independent Investigation Bureau (“IIB”).  Under District Attorney Boudin’s leadership, the District Attorney’s Office has been working diligently to review cases involving officer use-of-force and deaths of persons in-custody for possible charging.  In these three instances, the evidence did not support prosecution of any officers involved.  The District Attorney’s Office announces this decision in an effort to provide this information to community members, officers involved, and law enforcement agencies as quickly as possible.  The IIB Unit only makes determinations as to whether officer conduct violated criminal law; a finding of no criminality does not mean that officers modeled best practices. 

“My office has demonstrated that we carefully examine cases involving officer use-of-force and deaths of persons in police custody and will not only file charges when officers break the law but will also work to quickly exonerate officers who behaved lawfully,” said District Attorney Boudin.  “I commend my IIB team for thoroughly evaluating these recent cases and for their continued commitment to ensuring that police who break the law are held accountable and that police who have used lawful force under challenging and stressful circumstances are cleared. Although we did not find violations of criminal law in these cases, we urge the San Francisco Police Department and the Department of Police Accountability to carefully review these cases to promote better, safer practices by police officers to protect the public.”

Officer-Involved Shooting of Jesus Delgado-Duarte

 On the night of March 6, 2018, two men hailed three San Francisco Police Department (SFPD) officers inside a patrol car to report an armed robbery that had just occurred near Capp and 21st Street.  The two men pointed to the fleeing suspect, later identified as Jesus Delgado-Duarte, who was running away.  The police pursued Mr. Delgado-Duarte and saw him jump inside the trunk of a Honda Civic stopped in the street.  The police officers ordered the driver to exit the Honda and detained him.

Mr. Delgado-Duarte, who was inside the partially closed trunk, refused repeated commands in both English and Spanish to show his hands and exit the trunk.  After several minutes of failed negotiations to gain his compliance, officers fired one bean bag round at him.  Moments later, Mr. Delgad0-Duarte screamed an expletive, produced a handgun in his left hand that had been hidden out of sight, and fired at the line of police behind the Honda.  Officers Stephen Cassinelli (#1104), Joshua Tupper (#4115), Loren Chiu (#1306), Juan Daniel Gustillo (#1469), Corbin Carroll (#987), Ari Smith-Russack (#4132), Colby Smets (#253), Nicholas Nagai (#2017), Sean O’Rourke (#2214), and John Ishida (#2035) returned fire, striking Mr. Delgado-Duarte numerous times.  Officers then secured Mr. Delgado-Duarte, rendered medical aid, and called for paramedics, who responded and later pronounced him deceased at the scene.

Witness statements, physical and video evidence from SFPD issued Body Worn Cameras and civilian recordings all supported the conclusion that the officers in this case acted in lawful self-defense when shooting Mr. Delgado-Duarte.

“Any time someone is killed, especially by law enforcement, it is a tremendous tragedy,” said Lateef Gray, the head of the District Attorney’s IIB Unit. “We know that this finding may cause Mr. Delgado-Duarte’s family pain, but we do hope they understand the scrutiny with which we evaluated this case and that our decision also brings them closure for their painful loss. Although we did not find a violation of the law, the number of shots fired by police calls out for immediate changes to be implemented to ensure that innocent bystanders are not hurt by officer-involved shootings.”

Death of Christopher Kliment While In Custody

The IIB investigates not only officer use-of-force cases, but also any incidents in which someone dies while in police custody.  One such case involved the January 7, 2019 in-custody death of Christopher Kliment.

Around 7:00pm on January 5, 2019, the CPMC Mission Bernal Emergency Department (ER) discharged Mr. Kliment after treating him.  Mr. Kliment refused to leave, and yelled at ER staff while grabbing medical equipment.  SFPD Officers Brett Grennell (#4277) and Louis Hargreaves (#2321), who were in the ER for an unrelated matter, approached Mr. Kliment and asked him to leave.  Mr. Kliment informed them that he would not leave and then lunged at Officer Grennell.  Officers wrestled Mr. Kliment to the ground and handcuffed him, but he continued to struggle and bang his head against the floor and the side of a table. Ultimately, numerous other officers responded to help restrain Mr. Kliment.

As a result of Mr. Kliment’s behavior and apparent altered mental state, ER staff refused to readmit him, so officers called for an ambulance to transport Mr. Kliment to another hospital.  While waiting for the ambulance to arrive, Mr. Kliment lost consciousness and stopped breathing.  Officers immediately began to render cardiopulmonary resuscitation and requested medical assistance from staff inside the ER.  Mr. Kliment was readmitted to CPMC and remained under their care until he was pronounced dead on January 7, 2019.

The San Francisco Medical Examiner’s Office conducted an autopsy and concluded that the manner of death was accidental; the method of death was drug related; and the cause of death resulted from a cardiopulmonary complication of methamphetamine and cannabinoid intoxication with law enforcement restraint.  As a result of the lack of evidence suggesting that his death had been caused by officers, the IIB Unit found no officer wrongdoing.

Use of Force Against Lafayette Reed

 Another incident involved the use of force against Lafayette Reed.  On September 3, 2019, at approximately 3:30 p.m., an off-duty SFPD Officer Jeffrey Rosenberg was working overtime at the Westfield Mall in San Francisco when mall security asked for assistance in removing a man from the women’s restroom.  Officer Rosenberg encountered Mr. Reed in one of the stalls in the women’s restroom and ordered him to exit and leave the mall.  Mr. Reed did not immediately comply and was ultimately escorted through the mall toward an exit.  As Mr. Reed was walking through the food court, he grabbed a plastic bottle and splashed water on Officer Rosenberg’s and the mall security guard’s face and chest.  Mr. Reed then exited the mall near the Bart Station, while throwing the empty plastic water bottle, striking an unknown woman in the face.

Mr. Reed walked up the BART station escalators and into Market Street’s oncoming traffic lanes, ignoring Officer Rosenberg’s repeated orders to stop.  Officer Rosenberg attempted to grab Mr. Reed’s shoulders, but Mr. Reed pulled away and swung at the officer’s head, narrowly missing.  At that moment, Officer Rosenberg flagged down an SFPD cruiser.  Officers Chris Quiocho (#1424), Kaitlyn Christ (#2213), Dennis Tupper (#2473), and Kevin Mooney (#2453), exited the patrol car and walked toward Mr. Reed, who was walking backward with his fists up in a fighting position.  A federal patrol car driving on Market Street stopped in the middle of the road to avoid hitting Mr. Reed as Mr. Reed backed away from the officers and Mr. Reed then backed into its front bumper.  SFPD officers tried to grab Mr. Reed, but he began throwing punches at the officers, striking Officer Quiocho once on the cheek and twice on the top of his head.  The officers wrestled with Mr. Reed and ordered him to put his hands behind his back, but Mr. Reed continued to kick and punch at the officers.  After a brief struggle, the officers wrestled Mr. Reed to the ground and handcuffed him.  Mr. Reed was transported to Zuckerberg San Francisco General Hospital (ZSFGH).

Mr. Reed told investigators that the “police did not break his jaw,” and also explained that an unknown assailant broke his jaw several days prior to September 3.

The District Attorney’s Office will continue to provide updates about the results of officer-involved investigations as quickly as possible.

 

CONTACTS:

Rachel Marshall / (415) 416-4468 / Rachel.Marshall@sfgov.org 

SAN FRANCISCO: La semana pasada, el Fiscal de Distrito de San Francisco (SFDA, siglas en inglés), Chesa Boudin, anunció que rechazó presentar cargos contra los oficiales involucrados en tres incidentes que investigó la oficina, de los cuales dos resultaron en fallecimientos. Las decisiones se tomaron después de una investigación rigurosa de cada incidente realizada por la Oficina de Investigación Independiente (IIB, siglas en inglés) de la Oficina del Fiscal de Distrito. Bajo el liderazgo del Fiscal de Distrito Boudin, la Oficina del Fiscal de Distrito ha estado trabajando de manera diligente para revisar los casos que involucran el uso de la fuerza por parte de oficiales y el fallecimiento de las personas que estaban en custodia por posibles cargos. En estas tres instancias, las pruebas no justifican el enjuiciamiento de ninguno de los oficiales involucrados. La Oficina del Fiscal de Distrito comunicó esta decisión con la intención de proporcionar esta información a los miembros de la comunidad, los oficiales involucrados y las agencias del cumplimiento de la ley de la manera más rápida posible. La Unidad de la IIB solo determina si la conducta de un oficial violó la ley penal: que no se descubra criminalidad no significa que los oficiales fueran un ejemplo de las mejores prácticas. 

“Mi oficina ha demostrado que examinamos cuidadosamente los casos que involucran el uso de la fuerza por parte de oficiales, así como los fallecimientos de las personas que se encontraban en custodia de la policía, y que no solo se presentarán cargos contra los oficiales que rompan la ley, sino que también trabajaremos para exonerar con rapidez a los oficiales que se comporten conforme a la ley”, dijo el Fiscal de Distrito Boudin. “Aplaudo a mi equipo de la IIB por evaluar rigurosamente estos casos recientes y por su continuo compromiso para garantizar que se responsabilice a los policías que rompan la ley y que sean absueltos quienes hayan hecho uso lícito de la fuerza por circunstancias difíciles y estresantes. Aunque no encontramos violaciones a la ley penal en estos casos, exhortamos al Departamento de Policía de San Francisco y al Departamento de Responsabilidad Policial a revisar con cuidado estos casos a fin de promover en los oficiales de policía prácticas mejores y más seguras para proteger al público”.

Tiroteo de Jesús Delgado Duarte, en el que estuvo involucrado un oficial

La noche del 6 de marzo de 2018, dos hombres llamaron a tres oficiales que se encontraban dentro de una patrulla del Departamento de Policía de San Francisco (SFPD, siglas en inglés) para denunciar un robo a mano armada que acababa de ocurrir cerca de Capp y 21stStreet. Los dos hombres señalaron al sospechoso, después identificado como Jesús Delgado Duarte, que corría para escapar. La policía persiguió al señor Delgado Duarte y lo vieron saltar dentro de la cajuela de un Honda Civic que estaba estacionado en la calle. Los oficiales de policía le ordenaron al conductor salir del Honda y lo detuvieron

El señor Delgado Duarte, que se encontraba dentro de la cajuela parcialmente cerrada, se negó a seguir repetidas órdenes, tanto en inglés como español, de que mostrara las manos y saliera de la cajuela. Después de varios minutos de negociaciones fallidas para que cooperara, los oficiales le dispararon un cartucho de los llamados “bean bag” (pues contiene numerosas bolitas de plomo). Momentos después, el señor Delgado Duarte gritó un improperio, sacó con la mano izquierda un arma de fuego que había estado oculta y le disparó a la línea de oficiales detrás del Honda. Los oficiales Stephen Cassinelli (n.º 1104), Joshua Tupper (n.º 4115), Loren Chiu (n.º 1306), Juan Daniel Gustillo (n.º 1469), Corbin Carroll (n.º 987), Ari Smith-Russack (n.º 4132), Colby Smets (n.º 253), Nicholas Nagai (n.º 2017), Sean O’Rourke (n.º 2214) y John Ishida (n.º 2035) respondieron al disparo e impactaron al señor Delgado Duarte en repetidas ocasiones. Después, los oficiales inmovilizaron al señor Delgado Duarte, le prestaron atención médica y llamaron a los paramédicos, que llegaron y más tarde lo declararon muerto en el lugar.

Las declaraciones de los testigos, la evidencia física y en video del SFPD emitidas por las cámaras corporales, así como las grabaciones de los civiles, respaldan la conclusión de que, en este caso, los oficiales actuaron en legítima defensa propia cuando le dispararon al señor Delgado Duarte.

“Cada vez que alguien fallece, a manos de las fuerzas del cumplimiento de la ley, es una tragedia enorme”, declaró Lateef Gray, jefe de la Unidad de la IIB del Fiscal de Distrito. “Sabemos que este hallazgo puede causarle dolor a la familia del señor Delgado Duarte, pero esperamos que comprendan el escrutinio con el que evaluamos este caso y que nuestra decisión también les dé cierre para su dolorosa perdida. A pesar de que no encontramos ninguna violación a la ley, el número de disparos hechos por la policía nos exige que se implementen cambios inmediatos para garantizar que personas inocentes no sean lastimadas por tiroteos en los que estén involucrados oficiales”.

Fallecimiento de Christopher Kliment mientras se encontraba en custodia

La IIB investiga no solo casos de uso de la fuerza por parte de oficiales, sino también cualquier incidente en el que alguien fallezca mientras se encuentre en custodia de la policía.  Uno de tales casos fue el fallecimiento de Christopher Kliment cuando se encontraba en custodia el 7 de enero de 2019.

Alrededor de las 7:00 p. m. del 5 de enero de 2019, la sala de emergencias (ER, siglas en inglés) de Mission Bernal del California Pacific Medical Center (CPMC) dio de alta al señor Kliment después de darle atención. El señor Kliment se rehusó a irse y le gritó al personal de la ER mientras tomaba el equipo médico. Los oficiales del SFPD, Brett Grennell (n.º 4277) y Louis Hargreaves (n.º 2321), que estaban en la ER por un asunto sin relación con el caso, se acercaron al señor Kliment y le pidieron que se retirara. El señor Kliment les informó que no se iría y después se abalanzó sobre el oficial Grennell. Los oficiales sometieron al señor Kliment en el suelo y lo esposaron, pero él siguió forcejeando y golpeándose la cabeza contra el piso y el lado de una mesa. Finalmente, varios oficiales llegaron para ayudar a inmovilizar al señor Kliment.

En consecuencia, del comportamiento del señor Kliment y su aparente estado mental alterado, el personal de la ER se negó a reingresarlo, por lo que los oficiales llamaron a una ambulancia para transportar al señor Kliment a otro hospital. Mientras esperaban a que llegara la ambulancia, el señor Kliment perdió la conciencia y dejó de respirar. De inmediato, los oficiales comenzaron a realizarle reanimación cardiopulmonar y pidieron asistencia médica al personal dentro de la ER. El señor Kliment fue reingresado en el CPMC y permaneció bajo su cuidado hasta que lo declararon muerto el 7 de enero de 2019.

La Oficina del Médico Forense de San Francisco realizó una autopsia y concluyó que la forma de muerte fue accidental: el método de muerte tuvo relación con el consumo de drogas y la causa de muerte fue una complicación cardiopulmonar por intoxicación con metanfetaminas y cannabinoides, junto con la inmovilización policial.  En consecuencia de la falta de pruebas que indiquen que el fallecimiento fuera causado por los oficiales, la Unidad de la IIB no encontró infracciones de parte de ellos.

Uso de la fuerza contra Lafayette Reed

 Otro incidente implicó el uso de la fuerza contra Lafayette Reed.  El 3 de septiembre de 2019, cerca de las 3:30 p. m., un oficial fuera de servicio del SFPD, Jeffrey Rosenberg, estaba trabajando horas extra en el Westfield Mall en San Francisco cuando la seguridad del centro comercial pidió ayuda para sacar a un hombre del baño de mujeres. El oficial Rosenberg encontró al señor Reed en uno de los cubículos del baño de mujeres y le ordenó que saliera y se retirara del centro comercial. El señor Reed no obedeció de forma inmediata y finalmente fue escoltado a través del centro comercial hacia una salida. Mientras el señor Reed pasaba por la zona de alimentos, tomó una botella de plástico y les echó agua en la cara y el pecho al oficial Rosenberg y al guardia de seguridad del centro comercial. Después, el señor Reed salió del centro comercial cerca de la estación Bart y arrojó la botella de plástico vacía, que golpeó a una mujer desconocida en la cara.

El señor Reed subió las escaleras eléctricas de la estación BART y avanzó en dirección contraria a la del tránsito vehicular de Market Street ignorando las repetidas órdenes del oficial Rosenberg de que se detuviera. El oficial Rosenberg intentó tomar de los hombros al señor Reed, pero él apartó y lanzó un golpe hacia la cabeza del oficial, que falló por poco. En ese momento, el oficial Rosenberg pidió a una patrulla del SFPD que se detuviera.  Los oficiales Chris Quiocho (n.º 1424), Kaitlyn Christ (#2213), Dennis Tupper (n.º 2473) y Kevin Mooney (n.º 2453) salieron de la patrulla y caminaron hacia el señor Reed, que caminaba hacia atrás con los puños arriba y en posición de pelea. Una patrulla federal que conducía por Market Street se detuvo en medio del camino para evitar golpear al señor Reed mientras él se alejaba de los oficiales. Después, el señor Reed retrocedió hacia el parachoques delantero.  Los oficiales del SFPD intentaron sujetar al señor Reed, pero él comenzó a soltar puñetazos a los oficiales y golpeó al oficial Quiocho una vez en la mejilla y dos veces en la parte superior de la cabeza. Los oficiales forcejearon con el señor Reed y le ordenaron que pusiera las manos detrás de la espalda, pero el señor Reed siguió pateando y golpeando a los oficiales. Después de una breve pelea, los oficiales sometieron en el suelo al señor Reed y lo esposaron. El señor Reed fue trasladado al Zuckerberg San Francisco General Hospital (ZSFGH).

El señor Reed les dijo a los investigadores que “la policía no le rompió la mandíbula” y también explicó que un atacante desconocido le rompió la mandíbula varios días antes del 3 de septiembre.

La Oficina del Fiscal de Distrito seguirá informando las novedades sobre los resultados de las investigaciones que involucren a oficiales lo más pronto posible.