SF District Attorney

A San Francisco se le otorgaron dos millones de dólares adicionales por medio de la iniciativa Safety and Justice Challenge de la Fundación MacArthur para reflexionar sobre el sistema de justicia local

Share on facebook
Share on twitter

CONTACTS:

Rachel Marshall / (415) 416-4468 / Rachel.Marshall@sfgov.org 

Este nuevo financiamiento ayudará a apoyar iniciativas destinadas a reducir la población carcelaria de San Francisco y a promover la equidad racial

San Francisco: San Francisco recibió una subvención de $2 millones de la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur para continuar realizando esfuerzos junto con los líderes locales y la comunidad para reflexionar sobre el sistema de justicia penal local, reducir de forma segura la población carcelaria de San Francisco y eliminar las desigualdades raciales. La subvención eleva la inversión total de la Fundación en
San Francisco a $4 millones hasta la fecha y es parte de Safety and Justice Challenge (Desafío de Seguridad y Justicia), una iniciativa nacional de $246 millones para reducir el encarcelamiento excesivo y promover la equidad racial en los sistemas de justicia penal locales al cambiar la forma de pensar de Estados Unidos en cuanto a las cárceles y al uso de las mismas.

La iniciativa Safety and Justice Challenge apoya a los líderes locales, a las personas que se ven directamente más afectadas por el sistema de justicia y a la comunidad en general en San Francisco y en todo el país que están decididos a abordar uno de los mayores impulsores del encarcelamiento excesivo en Estados Unidos: el mal uso y el uso excesivo de las cárceles. San Francisco fue seleccionada por primera vez para unirse a la Red de Safety and Justice Challenge en 2016 y desde entonces ha utilizado los recursos y fondos proporcionados por la iniciativa para implementar soluciones basadas en evidencia.  Estas soluciones incluyen una revisión anticipada de la fianza; desviación previa al arresto; toma de decisiones basada en datos; y mejora de las conexiones con los apoyos basados en la comunidad, como el apoyo a la salud del comportamiento.  Como resultado, la población carcelaria en San Francisco ha disminuido significativamente, alcanzando una reducción de casi el 40 % en 2020.

Hoy en día, San Francisco es una de las 15 jurisdicciones seleccionadas para recibir fondos adicionales en función de la promesa y del progreso en el trabajo hasta la fecha. Esta nueva ronda de financiamiento proporcionará a la Oficina del Fiscal de Distrito de San Francisco y a sus socios un apoyo continuo y asistencia técnica experta para reforzar y aumentar las estrategias que abordan los principales impulsores, y las inequidades raciales resultantes, del encarcelamiento en las cárceles locales.

“Estamos orgullosos del progreso que hemos logrado juntos para reducir de forma segura la población carcelaria de San Francisco, particularmente desde el inicio de la pandemia hace casi un año”, dijo el Fiscal de Distrito de San Francisco Boudin. “Nuestra asociación continua con la Fundación MacArthur promoverá el objetivo de nuestra oficina de eliminar el encarcelamiento innecesario, que es especialmente perjudicial durante la pandemia. El encarcelamiento excesivo crea el peligro de un brote en las cárceles y nuestras comunidades en general, lo que ocasiona que se corra el riesgo de una epidemia dentro de la pandemia”.

Es especialmente crítico trabajar en el progreso de San Francisco hasta la fecha ya que
la pandemia de COVID-19 en curso y las injusticias raciales contra personas negras, indígenas, latinas y otras personas de color refuerzan la necesidad de transformar la manera en que opera el sistema.  La Oficina del Fiscal de Distrito de San Francisco y los socios de la justicia continúan desarrollando estrategias cuyo objetivo es reducir las disparidades e inequidades raciales, incluso mediante el desarrollo de conexiones basadas en la comunidad.

La iniciativa Safety and Justice Challenge de San Francisco es una asociación entre el Tribunal Superior de San Francisco, la Oficina del Alguacil, el Departamento de Salud Pública, el Departamento de Libertad Condicional de Adultos, la Oficina del Defensor Público, la Oficina del Fiscal de Distrito, representantes de la comunidad designados por el Consejo de Reincorporación de San Francisco y el Consejo sobre Violencia Familiar, y partes interesadas de la comunidad como el Proyecto de desviación previa al juicio de San Francisco. La asociación opera con la supervisión de la Comisión de Sentencias de San Francisco, convocada por la Oficina del Fiscal de Distrito. 

“La subvención MacArthur nos ha ayudado a trazar el camino más eficiente a seguir para reducir de forma segura la población carcelaria al tiempo que abordamos las disparidades raciales que han invadido nuestro sistema de justicia”, dijo el alguacil de San Francisco Paul Miyamoto.  “La subvención apoya a la Oficina del Alguacil en el análisis de datos y tendencias carcelarias en varios frentes y ayuda a configurar mejor políticas que sean eficaces. Agradecemos a la Fundación MacArthur por apoyar nuestros esfuerzos y comprender los desafíos a los que nos enfrentamos mientras trabajamos hacia la reforma de la justicia y la equidad para todos”.

“Esta asociación ha sido primordial para reducir de forma segura la población carcelaria”, dijo la Dra. Lisa Pratt, Directora médica de los servicios de salud de la cárcel de San Francisco. “Tener sistemas con los que se revisan casos complejos y crear planes de reincorporación detallados ha resultado en alternativas al encarcelamiento adecuadas.  Esto, a su vez, ha reducido en gran medida el riesgo de propagación del Covid al personal de la cárcel y a las personas encarceladas que deben permanecer en ella”.

Más de cinco años después de su lanzamiento público, la iniciativa Safety and Justice Challenge se ha transformado en una colaboración de 51 jurisdicciones en 32 estados que modelan e inspiran reformas para crear sistemas de justicia locales más justos, imparciales y equitativos en todo el país.

 “Debemos enfrentar los impactos devastadores del encarcelamiento masivo por parte de un sistema que vigila y encarcela en exceso a personas negras, indígenas y latinas”, dijo Laurie Garduque, Directora de justicia criminal de MacArthur. “Durante los últimos cinco años, la iniciativa Safety and Justice Challenge ha reducido de forma segura el uso ineficaz y perjudicial de las cárceles, al tiempo que se ha aprendido que la reducción de la población carcelaria por sí sola no elimina las desigualdades raciales que han sido perpetuadas por un sistema injusto y por la historia de racismo sistémico de nuestra nación. Estamos comprometidos a apoyar a las ciudades y los condados mientras reinventan una definición de seguridad que incluye a todas las comunidades y logra un progreso significativo hacia nuestro objetivo de acabar con las disparidades raciales y étnicas en las cárceles”.

Varias de las principales organizaciones de justicia penal del país continuarán brindando asistencia técnica y asesoramiento a la Oficina del Fiscal de Distrito, los socios de San Francisco y las demás jurisdicciones involucradas en la iniciativa Safety and Justice Challenge. Estos incluyen los siguientes: Center for Court Innovation, Everyday Democracy, Nexus Community Partners, Institute for State and Local Governance de la City University of New York, JFA Institute, Justice Management Institute, Justice System Partners, Pretrial Justice Institute, Policy Research, Inc., Vera Institute of Justice, W. Haywood Burns Institute, Urban Institute y Bennett Midland.

Puede encontrar más información sobre el trabajo en curso en San Francisco en  www.SafetyandJusticeChallenge.org.

###

Acerca de la Fundación MacArthur

La Fundación John D. y Catherine T. MacArthur apoya a personas creativas, instituciones eficaces y redes con influencia que construyen un mundo más justo, más lozano y más pacífico. MacArthur apuesta a que es posible un progreso verdaderamente significativo en algunos de los desafíos sociales más apremiantes del mundo, incluido el avance en soluciones climáticas globales, la disminución del riesgo nuclear, la promoción de la reforma de la justicia local en los EE. UU. y la reducción de la corrupción en el país más poblado de África: Nigeria. Además del Programa MacArthur Fellows y la competencia global 100&Change, la Fundación continúa con sus compromisos históricos con el papel del periodismo en una democracia receptiva, así como con la vitalidad de nuestra ciudad sede, Chicago. Puede encontrar más información sobre el trabajo de reforma de la justicia penal de la Fundación en www.sfdistrictattorney.org o www.macfound.org/criminaljustice.